fbpx

Lo primero que quiero decirte es que el miedo es una emoción natural, como la alegría o la tristeza, por lo cual es probable que sientas miedo en muchos momentos de tu vida, sobre todo en aquellos donde desconoces la situación. Ahora bien, cada vez que te toque hablar frente a un público desconocido o tal vez hablar frente a cámaras, aparecerá el miedo escénico, el cual podrás gestionar a tu favor para que no se convierta en pánico escénico también conocido como glosofia.

El miedo escénico es uno de los padecimientos más frecuentes que experimentan todas las personas cuando se exponen a hablar en un escenario, sea virtual o presencial, y tienen mucho que ver con el nivel de seguridad y confianza en sí mismo, el cual reduce la efectividad con la que nos comunicamos, bloqueando muchas veces, tu capacidad de expresión. Cuando este miedo no es gestionado correctamente, se puede considerar, en algunos casos, como una enfermedad.

Por ello, hoy te quiero compartir 5 técnicas que te ayudarán a gestionar el miedo escénico y que éste no te paralice:

  1. Relaja el cuerpo

Antes de cada presentación, debes tener algún método de relajación. Puede ser la meditación la oración, la respiración o practicar yoga, pero que sea algo que te funcione, ve probando. La idea es que tanto el cuerpo como la mente se relajen y te sientas más calmado ante el público.

No sirve de nada preocuparse todo el día porque te vas a parar en público, esto genera nervios. Cuanto más despejes tu mente y tu cuerpo y te sientas en paz, todo saldrá bien. No todos los métodos funcionan con todas las personas, debes encontrar la forma de relajarte que mejor te funcione a ti, Existen Técnicas de Respiración que te compartiré en otro artículo más delante, las cuales te ayudar a relajar el cuerpo para sentirte de mejor manera antes de dar una presentación.

  1. Conoce y domina el tema

Uno de los errores más frecuentes al exponernos en público, es no saber qué decimos realmente. Ocurre mucho en las personas que se sienten seguros de ellos mismos, pero no conocen el tema. Si dominas el tema, te expresas con más confianza.  Si se trata de un tema nuevo y abstracto para ti, investiga lo que sea necesario, así evitarás los nervios que te impiden conectar con tu público, por eso, asegúrate de lo que dices, trabaja y estudia el tema a profundidad.

  1. Empieza con una sonrisa en tu rostro

Al sonreír, le envías un mensaje a tu mente: “Todo está bien y me siento relajado”, además de esto, las personas que te observan y escuchan, mostraran empatía y agrado por ti y por tu mensaje. Las personas que sonríen demuestran seguridad y confianza, caen bien. Claro! Trata de que sea una sonrisa genuina, sincera, que conecte con tu público.

Para ello daré una recomendación: ¡Sé feliz y agradecido! Y tú me dirás: que tiene que ver ser feliz y agradecer con sonreír genuinamente, te respondo, sencillo: “Una verdadera sonrisa, que conecte e inspire a tu público, es producto de un corazón alegre y agradecido”.

  1. Grábate a ti mismo

También puedes decirle a alguien que te grabe, la idea es poder visualizar como lo hiciste. No va a ser ni la primera ni la última vez, debes aprender de los errores.

Si lo hiciste mal, sabrás en que te equivocaste observándote a ti mismo. Cuando te ves a ti mismo, puedes identificar como te mueves, como hablas e incluso qué gestos haces. De esta manera, puedes ver tus particularidades para que te ayuden gestionar el miedo escénico. Puedes repetirlo tantas veces como quieras, así irás mejorando  cada vez que lo intentes y fijando lo que hacer bien.

  1. Pregunta después de hacerlo

Ya sea una conferencia online, una clase presencial o una pequeña reunión con pocas personas, es recomendable pedir opinión, claro! No a cualquier persona, si es alguien de tu equipo o a tu mentor, lo más importante es que sea que le preguntes a personas que sean capaces de dar una crítica constructiva para mejorarte a ti mismo.

También puedes preguntarles a otras personas “¿Cómo lo hacen?” y aprender de ellos. Siempre y cuando tengan la capacidad, el conocimiento y la experiencia para darte las sugerencias adecuadas para gestionar el miedo. ¡Si quieres avanzar no dejes de preguntar!

 Prueba estas claves y si aun así crees que puedes necesitar ayuda profesional no dudes en contactarnos.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

SUSCRÍBETE

Chatea conmigo
¿Necesitas Ayuda?
Hola...¿En qué te puedo ayudar?